Algunos lo llaman aventura, nosotros lo llamamos “estilo de vida”